Tips para hacer una tabla de quesos

El secreto de una tabla de quesos ganadora está en la variedad y en la combinación acertada de diferentes familias de queso.

Para empezar, te sugerimos que incluyas quesos de las diferentes familias, que son:

  • Blandos: quesos frescos, blancos, fáciles de cortar que retienen una buena parte del suero. El queso panela es un ejemplo.
  • Semiduros: presentan cierta dificultad para ser cortados que han sido sometidos a una cierta temperatura para disminuir su contenido de agua. El gruyere es un ejemplo.
  • Añejos o duros: presentan dificultad para ser cortados, por lo que suelen ser rayados o pulverizados. El provolone es un ejemplo.

El orden en el que se sirven los quesos es importante. Se recomienda comenzar por los quesos de sabor más ligero e ir aumentando gradualmente el carácter y la fuerza del sabor. Por ejemplo, un orden adecuado sería:

  1. Panela y manchego.
  2. Edam y roquefort.
  3. Emmental y camembert.

Consigue todos estos quesos y más en el Festival Gastronómico de Casa Fusión. Después de una sola visita tendrás todo para armar una tabla de quesos ganadora.

Compartir esta nota